Un don d’organes sauve 3 enfants. La fillette qui les a donnés est honorée par tout le service médical.

Auteur: | Catégorie:OMG!!!!

Le pire cauchemar que tous les parents ne veulent pas faire est de survivre à leurs enfants. Et pour cause, perdre un enfant est un drame, une tragédie dont il est difficile de se remettre. Mais parfois la perte d’une vie peut en sauver d’autres.

La petite Alondra Torres Arias n’avait que 1 an lorsque ses parents durent passer par cette souffrance atroce.. Leur petite fille est décédée en janvier dernier des suites d’une complication due à une pneumonie selon Inspire More.

Après avoir fait leurs adieux à leur petite fille, Jenni Barraza et son mari ont pris la décision de faire don des reins et du foie de leur fille. Alondra est décédée dans un hôpital de Monterrey, à Nuevo Leon, au Mexique, et a finalement sauvé la vie de trois enfants. «Je lui ai parlé et je l’ai embrassée jusqu’à la dernière minute», a déclaré Jenni.

Dans les images touchantes filmées le jour du décès d’Alondra, on peut voir des médecins et d’autres membres du personnel médical alignés dans le couloir de l’hôpital, formant une garde d’honneur et tenant leurs mains dans la prière lorsque le tout-petit est conduit au bloc opératoire.

Compartan la publicación por favor#EnHonoraAlondraJenni BarrazaAyer se firmó la muerte cerebral de mi hija Alondra. Probablemente ella se fue días antes, yo le hablé y la besé hasta el último minuto. Escribo porque sé que hubo mucha gente al pendiente, gente que ayudó con sus oraciones y también económicamente. Sé que trascendió hasta gente que yo no conozco, por lo que pido que se extienda este mensaje. Tenía la ilusión de ir personalmente a agradecer con mi niña en brazos a cada persona por su ayuda.Ayer mi esposo y yo escoltamos a mi bebé todavía en la cuna y respirando artificialmente desde el área de terapia intensiva hasta el área de cirugía donde Alondra pudo donar sus dos riñones y su hígado. En el camino al quirófano ibamos soportando una tristeza que no les puedo explicar. Saliendo del elevador, nos esperaba un pasillo muy largo, lleno de enfermeros y enfermeras, médicos y demás personal del hospital haciendo "valla", todos en silencio, todos con las manos juntas en señal de agradecimiento, todos visiblemente conmovidos, dimos vuelta y había todavía mas gente. Nunca caminé mas orgullosa y con mi cabeza en alto. Llegamos al quirófano y nos despedimos de mi niña hermosa, llegó la hora de dejarla ir.Tengo el grandísimo consuelo de haber ayudado a salvar a 3 bebés, la muerte de mi niña no fue en vano. Me encargaré en lo posible de que este testimonio pueda salvar mas vidas. Una persona con muerte cerebral, no puede irse directo al panteón. Hay familias sufriendo, hay madres en la agonía de la espera de un milagro, de una oportunidad. Para mi lo mas difícil apenas comienza. Siempre estaré muy agradecida con quienes hicieron tanto por nosotros. Siempre honraremos a mi niña que llevamos en cada paso. Fue un honor y un privilegio haber sido su mamá.

Posted by Andrea Salgado Flores on Friday, January 11, 2019

Crédit photo et vidéo: Facebook

 

Share this article on Facebook or Pinterest!